domingo, 12 de junio de 2011

El FINAL DE EL ANTIGUO RÉGIMEN

Derrotados los fraceses, recuperé el trono por el tratado de Valençay en 1813, volviendo a establecer la monarquia absoluta del siglo anterior, eliminando la constitución y las reformas liberales que se estaban realizando.

Durante años posteriores realizé una represión sagrienta contra los movimientos de inspiración liberal. Ello unido a problemas financieros derivados de los privilegios fiscales y la insuficiencia del sistema tributario tradicional, junto con un endeudamiento creciente de la Hacienda Real, motivaron la pérdida del protagonismo internacional de España y la pérdida y el consiguiente proceso de las colonias americanas .

Durante los años siguientes perseguí cualquier iniciativa de la resurrección del liberalismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario